¿Todo vale al interpretar?